COLUMNA EL MITO DEL RECHAZO

El mito del rechazo.

Muchos nos hemos sentido decepcionados y frustrados cuando las cosas no salen como quisiéramos. 

He aprendido con el tiempo que, si queremos cumplir nuestras metas y propósitos, nos estaremos enfrentando constantemente al rechazo, por lo que debemos aprender a manejarlo de la manera correcta empezando por entender lo que realmente es.

El rechazo es parte natural de la vida. Somos rechazados cuando no somos elegidos para jugar en el fútbol, cuando no nos quedamos en la escuela que queremos, cuando no obtenemos el empleo o el ascenso que deseamos, cuando no obtenemos un permiso de nuestro jefe, o incluso cuando alguien propone matrimonio y le dicen que no.

Para superar el rechazo debemos darnos cuenta de que no es más que un mito, es algo que no existe. Es simplemente un concepto en nuestra mente. ¡Piénsenlo bien!, por ejemplo, hace años tenía muchos deseos de ingresar como empleado a una empresa, realicé todas las pruebas con éxito y al final no fui seleccionado. De inmediato me di a la tarea de reflexionar esta situación y descubrí que, antes de postularme para este trabajo, no lo tenía, y después de haber sido rechazado ¡tampoco lo tenía!; Mi situación realmente no empeoró, se quedó igual. Aquello únicamente hubiera empeorado de haberme hecho a mí mismo comentarios como: “Nunca encontraré un buen empleo” o “Ese lugar ya está apartado para alguien con influencias”.

Finalmente me di cuenta de que en realidad no había perdido nada al ser rechazado en ese empleo, toda mi vida había estado sin él, así que tenía comprobado que podía continuar sin él. 

La verdad es que no tenemos nada que perder cuando buscamos, pedimos o luchamos por algo, a veces se dará y a veces no, y ¡qué importa! Debemos continuar hasta cumplir con nuestras metas.

Gracias a todas las personas que se toman dos minutos para leerme.

¡Sígueme!: https://www.twitter.com/carlos_alcantar