UASLP, BUSCA PREVENIR PROBLEMAS DE SALUD

La doctora Ana Cristina Cubillas Tejeda, investigadora de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, habló del modelo de divulgación que se lleva a cabo a través del consorcio CANICAS.

“El proyecto surgió en el 2005, desde entonces hemos venido trabajado en comunidades marginadas, en sitios contaminados, haciendo divulgación científica. Es una estrategia que nosotros llamamos Comunicación de Riesgos, de ahí la importancia de la divulgación para la atención de problemas sociales”.

Dijo que la idea es la de, “llevar los conocimientos a las personas y sobre todo hemos trabajado mucho con niños para que tengan conocimiento de los riesgos a los que se están enfrentando en su vida diaria, y que traten de disminuirlos y en lo posible quitarlos para proteger su salud”.

Comentó que se ha trabajado en sitios contaminados como Villa de la Paz, la colonia Morales, “en sitios donde hay mucha contaminación con fluoruros en el agua, arsénico, zonas ladrilleras. Esta es la manera en donde hacemos divulgación científica y ahora también promoviendo hábitos saludables para disminuir enfermedades no transmisibles”.

Agregó que para poder llegar a los niños “hemos utilizado diferentes medios para poder comunicarnos como experimentos didácticos, obras de teatro, títeres, cuentos, y a través de esos medios sí han entendido muchas cuestiones de salud, de contaminación ambiental y del cuidado del medio ambiente”.

Destacó que el Consorcio Académico no es un grupo fijo, “yo lo he coordinado y siempre en colaboración con el doctor Díaz-Barriga, o con otros miembros de la Facultad de Medicina o de otras entidades. Los profesores son de diferentes facultades de la Universidad, porque es una estrategia que es multidisciplinaria, pero también necesitamos el apoyo de estudiantes”.

Informó que la participación de estudiantes de posgrado ha enriquecido el trabajo que realizan, “son por lo regular estudiantes de posgrado tanto de maestría como de doctorado, principalmente del Posgrado de Ciencias Ambientales. También nos han apoyado tesistas de licenciatura, principalmente de la Facultad de Ciencias Químicas y algunos alumnos más de servicios sociales, así como voluntarios”.